COMO PIENSAN LAS FAMILIAS CENTENARIAS

Queridos emprendedores y familias empresarias,

El pasado 12 de marzo tuve el placer de participar como invitado para pronunciar una conferencia sobre los retos de las familias empresarias en San Juan de Puerto Rico. El evento estuvo impulsado y organizado por el Grupo Ferré Rangel. Una de las familias icónicas de América Latina. Inició su actividad en medios de comunicación y hoy conforman un holding diversificado en industrias y mercados.

El motivo último de este encuentro era propiciar la unión de las grandes familias empresarias de Puerto Rico para liderar el impulso y la transformación que la economía del país que se demanda en medio de una situación muy compleja derivada de crisis macroeconómica trufada por los efectos del tremendo huracán que devastó la isla el pasado septiembre. Sin duda, las familias empresarias tienen potencial para procesos cómo este que se propone. Les recordé a las familias puertorriqueñas el heroico comportamiento de tantas y tantas empresas familiares españolas para surcar los terribles años de la Gran Recesión que, cual tornado, también asoló España.

Las familias empresarias contribuyen sobremanera en lo cuantitativo. La mayor parte de las empresas del mundo son familiares con lo que ello supone en términos de creación de empleo, riqueza y bienestar. Pero aún más sobresaliente es su aporte cualitativo. La empresa familiar aporte valores de los que nuestra sociedad está ávida: honestidad, largo plazo, compromiso, escuelas de emprendedores,….. una fórmula a proteger como las especies en extinción. Las familias empresarias crean oportunidades de desarrollo para la sociedad. A partir de ahí, crean oportunidades para la creación de amplias capas de clases medias que constituyen el principal garante para el progreso de las modernas sociedades. Ese es el reto en Puerto Rico y en tantos y tantos países. Las familias empresarias deben ejercer su influencia como actor relevante de la sociedad civil.

Escuchando a los cinco hermanos que forman parte de la generación que actualmente lidera los negocios de los Ferré Rangel se reconocen fácilmente los valores de las sagas centenarias. Esa manera de pensar en el largo plazo, en la cooperación incluso entre competidores para abordar desafíos mayúsculos, sentido de la innovación, genuino carácter emprendedor. En suma, esa manera de entender la vida y los negocios, con las luces largas dadas, es propia de grandes familiares. Solo bajo esos supuestos se entienden casos longevos de éxito en este singular mundo de la empresa familiar.

Lectores, una sugerencia. Miren a la familia Ferré Rangel y encontrarán fuente de inspiración para muchos de sus casos. Cuidan lo urgente pero también lo estratégico y así se facilita la ingente tarea de convertirse en centenarios.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean…

Categorías: Empresa Familiar, ENTORNO, PERSONAS Y VALORES, RETOS DE FAMILIA DE LA EMPRESA FAMILIAR

Etiquetas: