EL DOBLE CEO EN LAS FAMILIAS EMPRESARIAS

Estimadas Familias Empresarias, Todos tenemos claro que en una organización empresarial se requiere un líder que construya una visión, aglutine los recursos necesarios para operar de acuerdo a la estrategia definida y ayude a ejecutar de manera satisfactoria dicha estrategia alcanzando los objetivos definidos. A ese papel de principal ejecutivo se le suele denominar hoy CEO, por las siglas de su acepción inglesa de CHIEF EXECUTIVE OFFICER. En muchos negocios de familia se le ha llamado Director General, Gerente, o simplemente “el jefe”. Una tarea crítica y que debe desarrollarse hoy en entornos de alta incertidumbre, con la presión por llegar a los resultados esperados y haciendo frente a desafíos colosales como la digitalización, la transformación de modelos de negocios, la ciberseguridad, la atracción y retención del talento, el cambio climático o los profundos cambios sociales que nos toca vivir.

Ahora bien, la empresa familiar presenta además unas singularidades claras por el carácter específico de su propiedad. Dicho de otro modo, y como no podría ser de otro modo, los accionistas marcan estilo. Se mezclan roles en el triángulo familia/propiedad/empresa y además las relaciones personales están marcadas claramente por aspectos emocionales. Eso explica, por ejemplo, que el mayor enemigo de la continuidad de la empresa familiar es el conflicto entre integrantes de la familia.

Por esto entiendo que cuando la familia crece, se empieza a dispersar, afloran las naturales diferencias es preciso gestionar la familia de una manera ordenada. Por ello abogo por incorporar al organigrama de la familia empresaria al otro CEO, el CEO de familia, el CHIEF EMOTIONAL OFFICER. Realmente no se me ocurren muchas responsabilidades más relevantes que quien se dedica a cuidar y velar por la cohesión familiar. Que es tanto como evitar que afloren los conflictos, tan dañinos para la continuidad transgeneracional de las familias empresarias.

Pensando en un proceso de institucionalización de las familias empresarias responsables esta figura de CEO familiar debe estar remunerada, y bien remunerada. De esta manera se asegura que la tarea se desarrolla con el debido rigor y profesionalidad. Trazando planes y marcando metas. Son muchas las tareas que debe impulsar el CEO de familia, como ocurre con el CEO de negocio.

Ayudar a que la familia diseñe su hoja de ruta en un plan estratégico familiar, velar porque éste se revise periódicamente, poner en práctica las medidas que permitan alcanzar los objetivos que la familia defina, específicamente crear y apoyar la dinamización de los órganos de gobierno de los que la familia decida dotarse, establecer planes de formación para los miembros de la familia cuidando especialmente que la familia tenga accionistas responsables, identificar los valores de la familia y trabajar con los líderes de negocio para que esos valores impregnen también la gestión de los negocios, perfeccionar la acciones de responsabilidad social de la familia dotándolas de un sentido estratégico coherente con el propósito de la familia, asegurar que la familia vaya creando su patrimonio y velando por su adecuada gestión, asegurar que la familia esté bien informada de asuntos relevantes de sus negocios, trabajar para que la familia se acostumbre a trabajar con un estilo de comunicación constructivo, intervenir en situaciones sobrevenidas de crisis familiares para que se gestionen de manera que se evite que su impacto sea demoledor,…. Como se puede comprender fácilmente se trata de responsabilidades críticas pare el presente y el futuro de la familia empresaria. En suma, esto se acaba convirtiendo en un trabajo que hay que hacer y hacer bien, y que va a demandar tiempo y recursos de calidad.

Sostengo la firme convicción que hoy día sacar adelante con éxito un proyecto empresarial/familiar demanda mucho más un esfuerzo coral que modelos individuales de hiperliderazgo. Por eso con el tiempo va a ser necesaria la involucración de más familiares en tareas de la agenda estratégica, pero, para empezar, te sugiero pensar en dar carta de naturaleza con todas las consecuencias al CHIEF EMOTIONAL OFFICER. Este es el último post que publicaré este año, de manera que mis mejores deseos para el 2.020. Espero se vean cumplidos tus sueños familiares y empresariales.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

Sin comentarios

Publicar Comentaria