ELECCIONES 10 NOVIEMBRE 2.019 LA IMPORTANCIA DE LA ESTRATEGIA

Queridos emprendedores y familias empresarias,
Muchos empresarios me preguntan por el sentido de la estrategia. Es más, muchos jóvenes continuadores de familias empresarias me piden que les ayude a convencer a sus mayores de guiarse bajo una estrategia pues, aparentemente, no lo ven necesario. Permitidme que acuda a la política para encontrar un nuevo argumento a favor del pensamiento estratégico.

Las nuevas elecciones generales celebradas ayer se han cobrado ya una víctima. Hoy mismo en una emotiva comparecencia el líder de Ciudadanos (C´s), Albert Rivera, ha presentado su dimisión como Presidente de su formación, renunciando además a su acta de diputado y anunciando que abandona la política. Parece lógico tras haber perdido desde las elecciones del 28 de abril más de 2,5 millones de votos y 47 escaños. Sin entrar en disquisiciones políticas, que no es el propósito de este blog, parece que el batacazo de C´s tiene mucho que ver con la pérdida de su norte, su razón de ser. En suma, un liderazgo sin estrategia clara percibida por los consumidores.

Cuando te de dedicas a moverte de táctica en táctica, guiado por el oportunismo, la mercadotecnia y el resultadismo, se acaba por perder el norte de la estrategia y te vuelves irrelevante. Tanto que apenas te vota un 6,8% de los electores. Ojo que si echamos la vista atrás solo un poquito, recordaremos que en las encuestas de mayo de 2.018 los sondeos indicaban que C´s era el partido preferido de los españoles con cerca del 30% de expectativa de voto. En aquel entonces, esos mismos españoles, observaban en C´s un partido con estrategia clara y cuyo voto era, por tanto, útil.

Cuando una organización se lidera sin un norte definido, que eso es la estrategia, a golpe de tacticismo acaban por surgir estas súbitas caídas. Lo mismo que cuando montas un caballo sin llevar bien sujetas las riendas en busca de una ruta claramente definida.

Recientemente conversaba con una muy exitosa empresaria sobre las claves de su éxito. Me decía: “Manuel, es lo mismo siempre, visión y consistencia”. Justo en las antípodas de lo que le acaba de ocurrir al bueno de Albert Rivera.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

Sin comentarios

Publicar Comentaria