ESAS RESPONSABILIDADES GENUINAS DE LAS FAMILIAS EMPRESARIAS

Queridos emprendedores y familias empresarias,

Acabamos de celebrar en IE Business School una nueva edición del Programa “La Empresa Familiar 4.0” en el que trabajamos los asuntos de la agenda estratégica que, con una visión global, debieran atender las familias para alcanzar su siguiente nivel y estar en mejores condiciones de hacer posible la anhelada continuidad transgeneracional.

Hemos contado con un amplio elenco de asistentes de grupos familiares de doce países. Nos han visitado representantes de familias excepcionales (Rothschild, Grupo Antolín, Bergé, Catalana de Occidente, Zamora Company, Movilex, Oxital, Asti Mobile Robotics,….). Algunas con gran abolengo y valores acrisolados a lo largo de siglos y generaciones. Otras, más jóvenes que se han consolidado en el mercado impulsadas por ese genuino espíritu emprendedor que han impregnado sus excepcionales fundadoras y fundadores. Una magnífica oportunidad, por tanto, para tomar el pulso a muchas familias empresarias, conocer sus retos, sus sueños, entender qué les ha llevado al éxito,  o comprender cómo gestionan la adversidad.

He tenido la oportunidad, en las clases o en conversaciones privadas, de constatar de nuevo que sacar adelante un proyecto empresarial/familiar exige ocuparse de más cuestiones que las operaciones ordinarias de la actividad empresarial. Siendo fundamental atender las urgencias, los desafíos del día a día, compruebo cada día de convivencia con familias que se trata de  condición necesaria…. pero no suficiente.

Las familias empresarias de éxito han asumido que constituyen un ecosistema cuya gestión exige una visión holística desde la que asegurar el necesario equilibrio. Porque los problemas de familia permean a los negocios y viceversa. Cada cual con su estilo, herramientas y políticas pues pocas recomendaciones de manual en este ámbito.

Para abordar esa tarea se requiere, con sentido evolutivo, construir sistemas de gobernanza que generen transparencia y permitan atender los retos de la agenda estratégica de familia, de negocio o de patrimonio. Crear atalayas para la atención no solo de lo urgente sino también de lo importante.

Es difícil consolidar hoy un proyecto empresarial/familiar si no hay un enfoque hacia la transformación y la competitividad que permita un crecimiento sostenido y rentable de los negocios. Como tampoco este colosal reto será posible si las familias no generan espacios para la comunicación que permitan una cohesión en torno a un proyecto y unos valores.

Las familias de referencia saben que la reputación es hoy una extraordinaria palanca de creación de valor y se afanan en cultivarla. Como parte de este ejercicio se intensifica la acción filantrópica que no deja de ser una apuesta decidida por la creación de valor no solo para los accionistas sino para el conjunto de los stakeholders.

Abordar estas tareas pasa porque diferentes integrantes de la familia asuman parcelas de liderazgo. El éxito de largo plazo de las familias empresarias es siempre coral y pasa por el multiliderazgo.

Todas estas cuestiones que estamos exponiendo son exclusivamente responsabilidad de las familias empresarias. Son genuinas responsabilidades de propietarios con altura de miras. Preocupados también por el presente y futuro de las decenas, cientos o miles de familias a las que dan empleo, o por las sostenibilidad de nuestro mundo o por dar ejemplo de comportamientos éticos de los que tan necesitada está nuestra sociedad. Sin esa mirada de luces largas es difícil consolidar un legado que siempre combina lo económico con los socioemocional.

Como tenia oportunidad de comentar con un miembro de una excepcional familia que nos acompañó en el curso. “Manuel, abordar el gobierno corporativo con todo lo que implica es cuestión de responsabilidad con las miles de personas que trabajan con nosotros. Esta manera de gestionar está muy interiorizada en nuestra casa y se hace por convicción verdadera, más allá de lo que digan los libros o los códigos de buen gobierno”. Bonita lección. Definitivamente seamos responsables.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

Categorías: Empresa Familiar, ENTORNO, Informe de la Gran Empresa Familiar Española, PERSONAS Y VALORES, RETOS DE FAMILIA DE LA EMPRESA FAMILIAR, RETOS DE NEGOCIO DE LA EMPRESA FAMILIAR

Etiquetas: ,