LA CARRERA PROFESIONAL DE DIRECTIVOS NO FAMILIARES EN UNA EMPRESA FAMILIAR

Queridos emprendedores y familias empresarias,

La evolución que están experimentado muchas empresas familiares supone, sin duda, una interesante oportunidad de desarrollo de carrera profesional para directivos no familiares (DNF).

Es cierto que para asumir esta premisa es necesario alejarse de viejos clichés. Por decirlo en corto y por derecho empresa familiar no es necesariamente una pyme mal gestionada y carente de planificación estratégica. Las evidencias son múltiples de muchas empresas familiares liderando sus industrias, altamente avanzadas en término de gestión y gobierno y caracterizadas por una visión de largo plazo y unos valores que les permiten batir a sus pares no familiares. Son obviamente este segmento de empresas familiares las que ofrecen posibilidades muy interesantes de desarrollo al DNF.

De hecho diferentes investigaciones señalan que una amplísima mayoría de empresas familiares asume con naturalidad la incorporación de DNF. Quizás esos ratios suelen ser inferiores en lo que se refiere exclusivamente a la figura de CEO.

Por decirlo en términos académicos, muchas familias empresarias con un horizonte de ambición están evolucionando hacia formatos de control familiar más que de trabajo familiar. La familia asume en la empresa roles más estratégicos y, por tanto, la necesidad del talento externo es obvia lo que obliga a crear políticas de atracción y retención del talento.

En estos casos se entiende que en DNF ayuda a avanzar en la profesionalización al aportar conocimientos, herramientas y experiencias que complementan el acerbo interno de know how y know who.

En la moderna concepción del trabajo contemplo que, aunque seguirán habiendo historias de DNF que hagan gran parte de su carrera en una empresa familiar alcanzando incluso la posición de máximo ejecutivo, lo normal es que DNF puedan acompañar varios proyectos de crecimiento de empresas familiares a lo largo de su trayectoria.

La clave del éxito de la carrera del DNF en la empresa familiar es, a mi juicio triple: early wins, humildad para adaptarse a la cultura y valores de la empresa y evidente aportación de valor. Como repiten muchos grandes empresarios familiares, “en mi empresa no hay lugar a politiqueos ni a intrigas, tenemos unos retos muy importantes de crecimiento y ese debe ser el único foco”.

Sintentizando la cuestión, competencia y confianza son dos atributos que deber adornar el curriculum del directivo con vocación de hacer carrera en empresas familiares.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

Categorías: EMPRENDEDURISMO, Empresa Familiar, ENTORNO

Etiquetas: ,