@manuelbermejo #EDUCACION

@manuelbermejo #EDUCACION

Queridos #emprendedores,
La presidenta de #Brasil, #Dilma Rousseff, acaba de decidir que a partir de los nuevos contratos para la exploración del petróleo en tierra y mar, el canon que hasta ahora recibían cada año los Estados productores del crudo, fundamentalmente, Rio y Espirito Santo, se dedicarán exclusivamente a la educación. En 2011, ascendió a 6.000 millones de US$. El Ministro de Educación brasileño, Aloizio Mercandante, ha explicado: “No existe futuro mejor para el país que invertir en educación. Solo la educación hará de Brasil una nación efectivamente desarrollada, ya que la educación es el fundamento de todo desarrollo económico futuro».
No puedo estar más de acuerdo. Lo digo desde un país como España que también necesita hacer de la educación palanca clave para volver a ser un país competitivo.
Cambiamos con cada gobierno el sistema educativo pero no se evolucionan las cuestiones de fondo. Me gustaría sinceramente un sistema educativo para nuestros hijos en el que, además de aprender cuestiones técnicas fundamentales e idiomas se desarrollen habilidades y una cultura y valores adecuados para el siglo XXI. Una educación que transmita que tenemos derechos, pero que también tenemos obligaciones. Que la solidaridad, además de ayudar a los más desfavorecidos, pasa porque todos los que podamos contribuyamos a crear riqueza. Que cada uno de nosotros tenemos que desarrollar una cultura emprendedora para aportar valor en lo que hacemos. Que sería maravilloso que eso que están aprendiendo algún día les pueda servir para montar una empresa y crear empleo. Que vivimos en un mundo global, muy diverso, con cosmovisiones muy distintas que hay que entender y respetar. Que también hay que respetar a toda esa gente mayor que es sabia y reservorio de valores aunque no se manejen con soltura en internet y las redes sociales. Que aprendan a desarrollar habilidades interpersonales que se demuestran tan importantes para la vida profesional como el conocimiento técnico. Que hay que tener cultura de la excelencia en lo que hacemos porque ser chapuceros ya no vale. Que la envidia es insana, lo que hay que hacer es prepararse muy bien. Que haya donde vayan creen cultura de meritocracia y calidad en el trabajo.
Nos quejamos mucho de la educación, con razón, pero también es verdad que España es un líder mundial en formación de postgrado con escuelas de negocio como el IE, Iese y Esade que ocupan posiciones punteras en los rankings internacionales. Ahí hay mucha materia para el benchmarking.
No sé si estoy pidiendo demasiado pero siento lo mismo que los mandatarios brasileños que han anunciado su espectacular apuesta por la educación.
Tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

7 Comentarios
  • Thelonious Llamosas
    Publicada a las 19:49h, 02 diciembre Responder

    De acuerdo contigo, Manuel.

    Yo apuntaria una habilidad adicional fundamental que, en otros paises, como es el caso de Singapur, se trabaja desde la escuela: la gestion de la creatividad.

    El sistema educativo espanol debiera incluir la gestion de la creatividad entre las areas a desarrollar. Con un adecuado desarrollo e interiorizacion del proceso creativo nuestra competitividad seria mayor.

    Thelonious.

  • Manuel Bermejo
    Publicada a las 20:35h, 02 diciembre Responder

    Thelonious, no puedo estar más de acuerdo contigo. Muchas gracias!

  • MARIBEL RODRIGUEZ ZAPATERO
    Publicada a las 10:21h, 03 diciembre Responder

    No podía estar más de acuerdo con tus afirmaciones. Gracias

  • Iria
    Publicada a las 11:41h, 03 diciembre Responder

    Una apuesta genial por la educación de la presidenta Dilma Rousseff.
    Pero no es suficiente con apostar por la educación de calidad, si no logramos mantener esa riqueza intelectual dentro de nuestro propio sistema productivo.
    Creo que muchos países, incluido España, realiza (o realizaba hasta ahora) grandes inversiones en la educación de sus ciudadanos, pero luego éstos, no logrando encontrar un hueco en el mercado laboral, acaban emigrando a otros países donde desarrollar sus carreras profesionales. Esto provoca que grandes esfuerzos en la formación de la ciudadanía, no obtenga el retorno adecuado en cuanto a datos de productividad y desarrollo de un país, mientras los empresarios no pongan en valor «real» la importancia de tener trabajadores bien formados y preparados, no lograremos hacer de este país un referente empresarial y productivo.

  • Angela Laguna
    Publicada a las 13:23h, 03 diciembre Responder

    Totalmente de acuerdo.
    El único matiz: no es solo cuestión de cantidad de $ o € sino de calidad.
    España ha invertido mucho en los pasados años en Educación y los resultados son nefastos, con indices de fracaso escolar superiores a los de países que han invertido menos. Creo que hace falta EFICIENCIA en el uso de los recursos disponibles… y esos VALORES perdidos en España, of course.

  • manuel bermejo
    Publicada a las 14:56h, 03 diciembre Responder

    Iria, gracias por participar. Estoy muy de acuerdo en que la clase empresarial desde apostar por el talento, Pero por otro lado el que talento español salga fuera en un mundo global me parece que va tener connotaciones muy positivas.

  • manuel bermejo
    Publicada a las 14:57h, 03 diciembre Responder

    Angela, aboslutament de acuerdo que el nombre del juego es eficiencia y valores como muy bien resaltas

Publicar Comentaria