SUERTE PARA EL NUEVO AÑO

SUERTE PARA EL NUEVO AÑO

Queridos emprendedores y familias empresarias,

Sirva este primer post del nuevo año para desearos la mejor de las suertes. Eso sí, no olvides lo siguientes:

Cuanto más trabajo, más suerte tengo.

Cuanto más haqueysta soy, más suerte tengo

Cuanto más nítida es mi hoja de ruta, más suerte tengo

Cuanto más claro tengo por qué me compran mis clientes, más suerte tengo

Cuanto más me esfuerzo en analizar y adaptarme a las evoluciones del entorno, más suerte tengo.

Cuanto más uso estrategias y herramientas de acercamiento al mercado,  más adaptadas al entorno evolutivo en el que compito,   más suerte tengo.

Cuanto mejores, por más adaptados al entorno evolutivo en el que compito,  productos o servicios pongo en el mercado, más suerte tengo.

Cuanto más eficaz uso de los recursos hago, elimino más grasa, y más suerte tengo.

Cuanta más gente competente me rodea en mi proyecto emprendedor, y menos primos bandarras, más suerte tengo.

Cuanto más invierto en formar y desarrollar a mi gente, más suerte tengo.

Cuanto más invierto en formarme  y desarrollarme, más suerte tengo.

Cuanto más me credibilizo y credibilizo mi proyecto, más suerte tengo

Cuanto menos “hablar por hablar” y más me esfuerzo en alinear voluntades y estrategias con mensajes claros y persuasivos, más suerte tengo

Cuanto mejor balanceo lo urgente y lo importante, más suerte tengo

Cuanta más mirada y acción internacional tengo, más suerte tengo.

Cuantos más momentos napoleónicos dedico al gobierno de mi empresa, verdadera atalaya de reflexión estratégica, más suerte tengo.

Cuando más invierto en innovación, más suerte tengo.

Cuanto más me preocupo de intangibles como la reputación, los valores, el plan estratégico o la construcción de una marca fuerte, más suerte tengo.

Cuanto más me inspiro en los Ortegas célebres, más suerte tengo

Cuanta más ayuda pido en mi entorno a especialistas en temas que no domino, más suerte tengo.

Cuanto más foco pongo en la competitividad de mi negocio, más suerte tengo.

Cuanto más me administro, obviando los temas que no aportan valor y los que forman parte de las pequeñas vilezas humanas, más suerte tengo.

Cuanto más me esfuerzo en cultivar mi felicidad, más felices son los que me rodean y más suerte tengo.

Cuanto más tiempo de calidad dedico a cuidar mi sociedad fuerte, más suerte tengo.

¡Ah! Y  casi me olvido… Cuanta más pasión le pongo a todo lo que emprendo en la vida, más suerte tengo.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean..

Tags:
Sin comentarios

Publicar Comentaria